Campo de Criptana recibe hasta un 20 por ciento más de turistas que el año pasado en Semana Santa

La concejal de Turismo, Alicia Pérez-Bustos, y el presidente de la Junta General de Cofradías, José María Alberca, han hecho balance de las últimas celebraciones de Semana Santa acontecidas en el municipio destacando la elevada

participación en los cortejes procesionales y el aumento en el número de turistas con respecto al año pasado.

Concretamente, Pérez-Bustos afirmaba que según los datos proporcionados por la Oficina de Turismo “hemos incrementado el número de turistas en un 20 por ciento con respecto al 2014”, cifra que seguramente sea más elevada ya que “muchas personas ni tan siquiera han pasado por la Oficina”. En este sentido, la concejal indicaba que se mantenía la tendencia al alza de los últimos años, algo que avala el buen trabajo desarrollado por hacer que la Semana Santa criptanense sea más conocida.

Igualmente, Pérez-Bustos hacía alusión a que el plan director de turismo puesto en marcha hace unos años estaba dando sus frutos, por lo que “en un año tan relevante para el municipio como el del IV Centenario, los turistas se están interesando más si cabe por la oferta de la localidad”. De esta manera, la concejal alabó el trabajo desarrollado por los técnicos municipales, así como por todas las personas que contribuyen con su colaboración desinteresada en hacer grande estas citas.
2015-04-09 balance ss2
Unas palabras que también compartía José María Alberca quien afirmó que “la organización de los desfiles procesionales ha sido casi perfecta, en tanto que hemos cumplido con los objetivos marcados por la Junta General de Cofradías”. En este sentido, a la buena climatología, Alberca sumó la elevada participación de nazarenos, músicos, anderos y público en general en todas las procesiones, alguna de las cuales había cambiado el recorrido y había sido un acierto. Por este motivo, el presidente de la Junta General agradeció la cooperación y el respeto de todo el mundo por sacar adelante estos desfiles.

En definitiva, una Semana Santa de numerosas singularidades que ha vuelto a demostrar su gran atractivo para vecinos y visitantes.