Gran participación en la Aventura del Aceite, la primera de las actividades turísticas programadas para este 2016

El Ayuntamiento de Campo de Criptana, en colaboración con la Cooperativa Santísimo Cristo de Villajos y la EFA Molino de Viento, finalizaba este fin de semana la Aventura del Aceite, la primera de las actividades turísticas

programadas este año. Y lo hacía con una jornada de puertas abiertas en la almazara criptanense con la que el público asistente conoció las instalaciones y participó de una charla y una cata comentada.

Cerca de un centenar de personas acudió a la cita con la que finalizaba esta primera aventura que ha contemplado también cursos sobre elaboración de este producto para los escolares. De hecho, para el alcalde criptanense, Antonio Lucas-Torres, difundir las bondades del aceite entre personas de todas las edades es algo “muy positivo” ya que “apostar por nuestros productos es apostar por un turismo gastronómico de primer nivel”.

Para el primer edil, el turismo abarca distintos ámbitos y entre ellos el de la gastronomía por lo que “convertir el aceite de nuestra almazara en un reclamo turístico para aquellos que quieren disfrutar de la buena mesa repercute también en la generación de riqueza para nuestro pueblo”.

Lucas-Torres agradeció la implicación de la cooperativa en estas actividades con las que se promociona el aceite Chitrana al tiempo que se forma a la gente para que conozca sus características y se incremente su consumo. En este sentido, el alcalde indicó que “todas estas iniciativas permiten hacer un maridaje perfecto con el que conseguir un turismo de parada en esta Tierra de Gigantes que marca la diferencia”.

Por su parte, el presidente de la cooperativa, Hermenegildo Elvira, indicó que la campaña de este año había sido “extraordinaria y de gran calidad” gracias a las buenas condiciones climatológicas con las que “la aceituna ha venido completamente sana”. Para Elvira, “la calidad comienza en el campo” por lo que “un fruto en buenas condiciones logrará un aceite de primera calidad” y de ahí que siguiera apostando por la puesta en marcha de cursos con los que formar al sector agrario en el cuidado de sus explotaciones.

La visita guiada, charla y cata comentada finalizó con una degustación de platos donde el aceite se convirtió en el protagonista principal.