La Semana Santa criptanense recupera este año la procesión del Resucitado e incorpora ‘La Semana Santa chica’

El alcalde de Campo de Criptana, Antonio Lucas-Torres, junto al párroco criptanense, Juan Carlos Camacho, el presidente de la Junta General de Cofradías, José María Alberca, y el presidente de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Columna

y Descendimiento de Nuestro Señor de la Veracruz, José Muñoz, han presentado el cartel y el programa de la Semana Santa, así como los actos culturales y religiosos que se desarrollarán a lo largo del tiempo cuaresmal y durante los días de Pasión.

Lucas-Torres ha afirmado que la Semana Santa criptanense “es una de las más importantes de la región” en tanto que “viene celebrándose desde hace más de cuatro siglos” y de ahí que “la fe de los criptanenses se exprese con actos propios que marcan la singularidad de estas celebraciones en la localidad”.

El alcalde ha destacado su declaración de Interés Turístico Regional significando que el Jueves y Viernes Santo son los dos días que el municipio recibe más turistas a lo largo del año “un dato que refleja la importancia que estas celebraciones tienen para los criptanenses que se vuelcan en su preparación”. Lucas-Torres ha añadido que la actividad cultural se multiplica en Cuaresma con todo tipo de actos que cuentan “con un público fiel” al que se suman “numerosos visitantes que llegan atraídos por la calidad de los conciertos que se celebran o las exposiciones que se inauguran”.

En este sentido, Lucas-Torres ha querido dejar claro el apoyo que el consistorio seguirá dando a la Semana Santa en general y a las hermandades y Parroquia en particular porque “todos contribuyen con su trabajo en la esencia cultural, religiosa y tradicional de nuestro pueblo”. A su vez, el alcalde ha afirmado que esta celebración crea sinergias con sectores como la hostelería o el comercio por lo que “todos nos vemos beneficiados de la buena marcha de la Semana Santa”.

Finalmente, el primer edil ha felicitado a la Junta General y a la Parroquia por su constante trabajo en pro de unas procesiones y celebraciones de gran calidad artística y devocional, y a la Hermandad de la Veracruz por haber editado “un programa plagado de riqueza cultural y patrimonial con gran calidad estética y de contenidos”.

Precisamente, José Muñoz ha desgranado el contenido del programa explicando que está conformado por cuatro partes. Un primer bloque tiene como tema central la Misericordia con un escrito realizado por el sacerdote José Fernández Paniagua donde hace un recorrido a través de los pasos de Jesús desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección relacionándolos con sus obras de misericordia. Un segundo bloque gira en torno a las curiosidades en torno a la Semana Santa y a las palabras, expresiones o refranes cuyas explicaciones se relacionan con hechos de la Pasión o citas bíblicas. El tercer bloque recoge el Pregón íntegro pronunciado al año pasado por Pedro Manuel Oliva. Y finalmente, la cuarta parte incluye la relación de actos cuaresmales, litúrgicos, procesiones y estrenos de las hermandades para esta Semana Santa.

En cuanto a la portada del programa protagonizada por la talla de Jesús del Amor, así como el cartel cuya protagonista es María Santísima de la Redención, Muñoz ha aclarado que ambos han sido elegidos por primera vez para poner imagen a la Semana Santa criptanense. Por lo que se refiere a las fotografías del interior se ha contado con la colaboración de diversos fotógrafos del municipio que han realizado instantáneas en los rincones más típicos de la localidad.

Por su parte, José María Alberca, tras hacer una relación exhaustiva de los actos culturales que componen la Cuaresma criptanense ha informado sobre dos de las principales novedades que incorporará la Semana Santa de este año. Por un lado, se recupera tras más de treinta años sin celebrarse la procesión del Resucitado la cual tendrá lugar el Sábado Santo tras la Vigilia Pascual alrededor de las 12 de la noche. Una procesión que completará la liturgia vivida en el interior del templo y que contará con la participación de cofrades de todas las hermandades de Pasión que procesionarán vestidos de paisano y con sus respectivos cetros por un itinerario que contempla la salida del templo parroquial y las calles Santa Ana, General Pizarro, Virgen de Criptana, Tercia y nuevamente Plaza Mayor. La talla del Resucitado estará también acompañada musicalmente por la Banda de cornetas y tambores Cristo de la Elevación.

Por otro lado, Alberca ha añadido que se celebrará ‘La Semana Santa chica’. Una iniciativa que la Junta General de Cofradías, en colaboración con las AMPAS de los diferentes centros educativos, organizará con los niños de primaria. Ellos construirán sus propios pasos y confeccionarán sus túnicas y capirotes participando de un desfile procesional que se celebrará el Viernes de Dolores a partir de las 16:00 horas desde la Plaza Mayor y surcando también las calles Santa Ana, General Pizarro, Virgen de Criptana y nuevamente Plaza Mayor.

Para el presidente de la Junta General de Cofradías, con esta actividad “tratamos de inculcar a los más pequeños el respeto por nuestras tradiciones en torno a la Semana Santa a fin de que sean ellos los que en un futuro sigan manteniéndolas”. Además, y a este respecto, Alberca informaba sobre la celebración de una exposición con pasos en miniatura realizados por Carmelo Díaz-Ropero en la que “los más pequeños conocerán también la particularidad de nuestra Semana Santa ligada a la cronología de sus pasos”.

Finalmente, el párroco criptanense ha querido manifestar la alta participación que existe por parte de la feligresía en todos los actos litúrgicos y religiosos. Para Juan Carlos Camacho “la fe de los criptanenses se manifiesta primero en el templo para luego vivirla en la calle con las procesiones” y “aquí radica la singularidad de las celebraciones que se llevan a cabo en nuestro pueblo”.

Camacho ha hecho referencia a los múltiples actos devocionales y de oración que se desarrollan durante la Cuaresma y los días de Semana Santa destacando la cantidad de viacrucis o charlas, así como la preparación de altares en ermitas y templos a fin de atraer a la feligresía a orar.