Seis alumnos del Centro Ocupacional Rogelio Sánchez Ruiz finalizan sus prácticas en departamentos municipales

El alcalde de Campo de Criptana, Antonio Lucas-Torres, acompañado por los responsables del Centro Ocupacional Rogelio Sánchez Ruiz, hacía entrega de los diplomas acreditativos a los alumnos de la institución

que han finalizado sus prácticas laborales en distintos departamentos municipales. Con el objetivo de sacarlos de la rutina ofreciéndoles alternativas, en este caso, laborales se han llevado a cabo estas prácticas que el consistorio tiene convenidas con el Centro de cara a promover la igualdad de oportunidades con el colectivo de personas con capacidades diferentes.

Unos objetivos que se han visto cumplidos durante estas semanas tras las prácticas laborales que un total de seis alumnos han realizado en dependencias tales como el Ayuntamiento, la Casa de Cultura o la Residencia de Ancianos Sagrado Corazón. Lugares donde han llevado a cabo tareas de limpieza, secretaría o atención al público.

Lucas-Torres se congraciaba por haber cumplido con los objetivos marcados en el convenio declarando sentirse satisfecho por el gran trabajo que han realizado y porque “con esta iniciativas promovemos acciones que favorecen la inclusión laboral de las personas con capacidades diferentes”. En este sentido, el alcalde felicitaba tanto a los profesionales del Rogelio Sánchez Ruiz, “por el gran trabajo que llevan a cabo”, así como a la concejal de Discapacidad, Ana Mellado, y de manera muy significativa a los alumnos y a las familias “por su capacidad de superación y de esfuerzo diario”.

Una felicitación a la que se sumaba el director del Centro Ocupacional, Ramón Antonio Rivas, quien afirmaba que estas prácticas laborales “suponen un gran revulsivo para los alumnos” en tanto que “no sólo aprenden un oficio sino que salen de su rutina aumentando así su nivel de autoestima”.